adelante

Volvemos, aunque nunca nos fuimos

Se abren de nuevo las puertas de Palacio Sirvente de Mieres. Volvemos, aunque nunca nos fuimos.

Los gruesos muros de esta casa palacio encierran más que siglos de historia. Se han enfrentado al paso del tiempo, a la hambruna, al conflicto y han hecho frente incluso a algo más devastador, como la desidia y el olvido.

Sólo han sido unos meses, un paréntesis en nuestro calendario que, aunque ha puesto patas arriba nuestras vidas tal y como veníamos concibiéndola, nos ha hecho un poco más fuertes.

Nos ha reforzado en el convencimiento de nuestro objetivo que no es otro que servir al descanso de nuestros huéspedes ofreciendo un espacio donde la vanguardia y la tradición se mezclan para dotar a cada estancia de un ambiente especial y único.

Volvemos, sí, con todas las garantías de seguridad. Adoptando en cada estancia las medidas y protocolos exigidos por la ley.

Al igual que la luz que pasa por el lucernario de nuestro patio a veces se vuelve rosada y a veces obtiene tintes azulados según la posición del sol, el poder de adaptación al entorno es fundamental para continuar en el éxito de un propósito.

Es la hora de volver a abrir puertas y ventanas, de volver a sentir nuevas experiencias y llenar de corazones y sonrisas cada rincón de este lugar.

Bienvenido de nuevo al Palacio Sirvente de Mieres.

Tómate tu tiempo, disfruta y siéntete como en casa.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 − tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.